Renta fija: lo más importante de la jornada

Renta fija: lo más importante de la jornada

Hernán Cortés

14 de febrero de 2024

2 min de lectura

EEUU ya paga más por su deuda que lo que gasta en Defensa, los costes por intereses ya superan el billón de dólares anual. Lo comentamos, junto al resto de claves de la sesión, con Hernán Cortés, director de inversiones de Olea Gestión.

Escucha la intervención:

Resumen de la intervención:

¿Qué es lo más interesante si observamos el mercado de renta fija? Los inversores van encajando que quizás tarden más las bajadas de tipos.

Ayer (13/02/24) el dato de inflación de Estados Unidos, sobre todo la subyacente, sorprendió desfavorablemente al mercado. La inflación subyacente partía de un 3,9% y no ha conseguido bajar de ese nivel cuando se esperaba un 3,7%. Ha sido una muestra más de que estos últimos pasos para llevar la inflación a niveles del 2% no va a ser tarea fácil. Hubo ayer una corrección muy importante, sobre todo en Estados Unidos donde el 10 años subió más o menos 15 puntos básicos hasta niveles por encima del 4,30% y donde el 2 años subió 20 puntos básicos. En Europa subieron bastante menos. Hoy está digiriendo la sobrerreacción de ayer, sobre todo en Europa. Las rentabilidades europeas que habían subido entre 5 y 8 puntos básicos están volviendo a los niveles similares a los anteriores al dato americano. En Estados Unidos sin embargo están bajando, pero menos. El bono americano a 10 años ha subido, en lo que va de año, 40 puntos básicos de rentabilidad, de un 3,90% a un 4,30%, y el europeo 30 puntos básicos, el alemán del 2,05% al 2,35%.

Hay un dato preocupante que tiene que ver con que EE.UU. ya paga más por su deuda de lo que gasta en defensa. Los costes por intereses ya superan el billón de dólares anual. ¿Por qué el mercado mira hacia otro lado? No le presta mucha atención.

Estados Unidos es un país que ha alcanzado ya un nivel de deuda de prácticamente el 100% con un coste medio cercano al 5% y un PIB de 20 billones pues sí, le sale 1 billón de gastos de tipo de interés. Gasta una enorme cantidad de su presupuesto en defensa, por eso Trump se queja tanto de que, de los países de la OTAN, ninguno llega al 2% que él pide que se gasten los demás. El país americano se queja de hacer el papel de policía de occidente y que eso le cuesta un 5% del PIB.

Hay algunas firmas que están comentando que no creen que 2024 vaya a ser el año de la renta fija porque los bonos están caros, sobre todo los europeos.

Pues sí lo vemos así. El inicio de año con el bono alemán al 2% nos rechinó bastante, nos llevó a hacer un análisis de cuál debería ser, pensando ya en el 2025 cuando los tipos de interés bajen a unos niveles estables, el tipo de interés que debería pagar el bono alemán a 10 años y lo mismo en EE.UU. En el caso de Europa, analizando los últimos 25 años de historia del Euro, el diferencial entre el tipo de depósito del Banco Central Europeo y la rentabilidad del bono a 10 años alemán ha pasado por distintos momentos. Entre el 2000 y 2010 el bono alemán ha estado entre 100 y 200 puntos básicos por encima del tipo de intervención del BCE, pero entre 2010 y 2020, antes de que se invirtiera la curva, la media se mantuvo en unos 100 puntos básicos por encima. Como conclusión, si a partir de ahora el mercado va a poner en el precio de los bonos a largo plazo una prima de riesgo por inflación visto lo visto, nos parece que, si el tipo de intervención del BCE en un momento de normalidad puede estar entre el 1,5% y el 2%, el diferencial del 10 años alemán debería estar por lo menos 100 puntos básicos por encima. Esto nos lleva a una rentabilidad objetivo del 2,5% en el bono alemán.

La importancia de los tipos de interés

Los tipos de interés son una variable clave en el funcionamiento de una economía, determinan el precio del dinero y la política monetaria de los bancos centrales. La evolución de los tipos al alza o a la baja influye en los costes de financiación de los distintos agentes económicos y eleva o reduce la rentabilidad de los productos de ahorro como depósitos o fondos de inversión. Un cambio en los tipos de interés altera el precio al que los bancos se prestan dinero unos a otros (euríbor), lo que afecta de forma directa al cálculo de intereses de los créditos hipotecarios.

¿Cómo actúan los bancos centrales con las políticas monetarias?

Política monetaria expansiva

El objetivo es estimular la entrada de dinero en la economía. Los bancos centrales reducen los tipos de interés para que los bancos puedan acceder a su liquidez con menor coste. Esta medida se puede acompañar de otras como la compra de deuda pública en el mercado de bonos. Se suele aplicar en épocas de recesión económica y de pérdida de liquidez de la economía. Se espera que tanto la FED como el BCE empiecen a aplicar este tipo de política a partir del segundo semestre de 2024.

Política monetaria restrictiva

Se aplica en momentos de expansión económica con grandes volúmenes de liquidez y mucho movimiento de capitales. Para evitar un recalentamiento de la economía, un exceso de endeudamiento del sector privado y la aparición de burbujas, los bancos centrales elevan los tipos de interés. Así restringen la cantidad de dinero en circulación dentro de la economía. El coste de la financiación se eleva por lo que se restringe el acceso a los créditos. Este tipo de política es el que se ha aplicado

Política monetaria acomodaticia

Los bancos centrales la implementan en momentos de transición entre épocas de recesión y recuperación. Los tipos de interés se mantienen estáticos en niveles muy bajos para estimular la actividad en el sector privado. Así se consigue reactivar la economía y devolverla a una situación de bonanza. Esta política se ha aplicado en Europa durante muchos años, hasta las subidas de 2022.

 

 

También te puede interesar:

Pegue también este código inmediatamente después de la etiqueta de apertura:

El análisis de renta fija: Evergrande, bonos y bancos

El análisis de renta fija: Evergrande, bonos y bancos

Rafa Peña

29 de enero de 2024

2 min de lectura

Rafa Peña, socio fundador y gestor de Olea Gestión, destaca las claves de este segmento de mercado en este inicio de semana. La liquidación de Evergrande, los bonos europeos y los grandes bancos españoles.

Escucha la intervención:

Resumen de la intervención:

La justicia hongkonesa ha ordenado la liquidación de Evergrande en favor de sus acreedores extranjeros. El dictamen abre un largo e incierto proceso ante la duda de si será reconocido en la China continental, donde está la mayoría de sus activos. ¿Qué implicaciones puede tener esto?

Las acciones de Evergrande ya habían caído un 99% y la mayoría de los activos en Hong Kong ya habían sido vendidos, con lo cual no es una noticia de sorpresa. Desde el punto de vista de los que invertimos en el mercado occidental no nos preocupa. De cara a invertir en Asia, ya que China es el gran jugador, lo que preocupa son los riesgos que quedan todavía en el sector inmobiliario. Ha habido una situación que nos recuerda a la que vivimos nosotros hace unos 15 años, y realmente están haciendo un lavado muy despacio. Quizás el efecto en los precios del suelo es menor pero sigue habiendo riesgo en la contaminación hacia la financiación que ha recibido Evergrande de bancos u otros prestatarios en China.

Hoy hemos tenido colocación de deuda en Alemania, más de 4.500 millones en un bono a 2 años al 3,68% y en otro a 11 meses al 3,28%. Dentro la Eurozona, ¿qué tipo de deuda soberana tiene más peso en vuestro fondo?

Nosotros estamos mayoritariamente en esos plazos, incluso algo más corto. Podemos tocar puntualmente el 5 años, estamos largos del 2 años alemán, del 2 años americano, del inglés… En definitiva, estamos queriendo coger riesgo de tipo de interés para devengar en nuestras carteras pero todavía no estamos cómodos cogiendo duración. Ese es el motivo por el que ha habido esa demanda que comentas y además, desde principio del año, una ligera positivación de las curvas entre el 2-3 años frente al 5-10 años.

Mañana arranca la primera reunión del año de la FED en un momento en el que tenemos el bono a 10 años estadounidense en cotas del 4,1%. ¿Qué esperan de la cita y en cuánto difiere de lo que está cotizando el mercado de bonos estadounidense?

Respecto a lo que descuenta la curva de tipos, que es nada ahora en enero, estamos de acuerdo. Pero creemos que el mercado está descontando demasiadas bajadas para este 2024, en torno a 125 puntos básicos. Se empiezan a descontar bajadas en marzo pero luego hay un segundo semestre de muchas bajadas. Hay que recordar que es un año electoral en EE.UU., así como en otros muchos países, y nos cuesta mucho ver que con la inflación subyacente todavía por encima de los objetivos y con la vocación de no interferir en las elecciones veamos acciones. Los datos macro tampoco sugieren que vaya a haber ningún colapso, más bien estamos en un soft landing, un escenario central.

Estamos hablando mucho de banca estos días. Mañana y pasado presentan resultados dos de los grandes de nuestro país. ¿Es en deuda de BBVA y Santander dónde más mirarían ahora mismo en el sector aquí en España?

Nosotros gestionamos con carácter global y, sobre todo, hay que recordar que desde que tenemos el euro ya no existe el riesgo de divisa al coger cualquier banco europeo lo cual facilita mucho el trabajo. Evidentemente, ambos son dos grandes jugadores en el mercado europeo, los tenemos en cartera y los utilizamos para las emisiones de más riesgo donde nos interesa conocer el carácter sistémico del banco. Es un activo que tenemos en cartera pero hay que reconocer que la reconstrucción de márgenes para la banca hace que resulte más atractivo para otro perfil de inversores tener el equity en las acciones en lugar de en la deuda subordinada, a pesar de los buenos datos de solvencia de los bancos.

¿Para cuándo podemos esperar las bajadas de tipos del Banco Central Europeo y de la Reserva Federal Estadounidense?

La buena evolución de la inflación y los buenos resultados económicos han hecho que crezcan las expectativas del mercado sobre bajadas de tipos. Las curvas auguran fuertes descensos tanto en Europa como en Estados Unidos a lo largo de este año, comenzando en marzo las bajadas de la FED y en junio las del BCE. Se espera que durante 2024 los tipos de interés bajen 125 puntos básicos en EE.UU. (del 5,25% al 4%) y 150 puntos básicos en la UE (del 4% al 2,5%), a ritmo de 25 puntos básicos por bajada.

Pero en Olea Gestión tenemos otra opinión. Si bien creemos que el escenario que prevé el mercado es factible, nos parece el mejor posible. Es más acertado tener unas expectativas de escenario central para evitar grandes sorpresas tanto al alza como a la baja. Pensamos que los bancos centrales se tomarán con calma las bajadas, tardaron en iniciar las subidas y ahora no se quieren precipitar en el descenso. Los datos macro no incitan tampoco a acelerar el proceso, la economía está aguantando los tipos en niveles altos. Y la inflación, aunque es cierto qué está muy bien encaminada, podrá tardar más en llegar al 2% de lo esperado. De hecho, seguramente no alcancemos el objetivo hasta 2025. Esto hablando de la inflación general, la subyacente se resiste todavía más. Además, el mercado tampoco está teniendo en cuenta que en años electorales, como lo es 2024 (hay elecciones estadounidenses entre otras), los bancos centrales y los gobiernos actúan con prudencia.

Con todo esto, creemos que las bajadas de tipos no empezarán hasta el segundo semestre de 2024 y tendremos que esperar hasta 2025 para ver unos tipos normalizados al 1,5%-2%.

 

 

También te puede interesar:

Pegue también este código inmediatamente después de la etiqueta de apertura:

Lo más importante del día en el mercado de deuda

Lo más importante del día en el mercado de deuda

Hernán Cortés

8 de enero de 2024

2 min de lectura

De nuevo tenemos al bono USA a 10 años en cotas por encima del 4% y mañana la primera emisión del año del Tesoro español. Lo comentamos con Hernán Cortés, socio fundador de Olea Gestión.

Escucha la intervención:

Resumen de la intervención:

Tenemos un recorte en el rendimiento de los bonos: en el alemán a 10 años hasta el 2,12% y el estadounidense por debajo del 4%. ¿Qué ha sido lo más interesante de esta jornada?

El día empezó flojo con las expectativas de bajadas de tipos que el mercado descontaba. A principio de la tarde EE.UU. ha publicado un dato que es muy técnico y difícil de explicar, pero se resume en un interés comprador importante de cupones 0 sobre los treasuries americanos. Esto se interpreta como una noticia muy positiva por parte de los inversores con respecto a los tipos de interés actuales. Por eso se han comprado bonos y han caído las rentabilidades.

Mañana tenemos la primera emisión de letras del tesoro del ejercicio. Hace poco hablábamos de colas para acceder a la compra de esas letras. ¿En 2024 se espera que siga este interés inversor?

En este momento las rentabilidades de las letras, en línea con las fuertes expectativas de recorte de los tipos de intervención por parte de los bancos centrales, están cayendo. Igual que cae el Euribor a un año que se mueve en niveles de 3,5%. Las letras están al 3,3%, lo que sigue siendo un nivel atractivo. Seguirá habiendo una buena demanda de letras.

¿Qué esperan del activo renta fija? Históricamente la correlación entre deuda pública y renta variable ha sido negativa, pero el intenso ciclo de subidas de tipos alteraba esta relación.

Esa correlación positiva probablemente se mantenga. Las bolsas se han vuelto muy sensibles a los cambios en el tipo de interés, en la medida en que se cumplan las expectativas de caídas en los tipos, las bolsas lo van a descontar bien. Y los bonos también subirán de precio al caer la rentabilidad. Lo que vemos complicado es que una expectativa tan fuerte de caídas de tipos se vaya a cumplir. Se descuenta que a final de año el tipo de intervención del Banco Central Europeo esté al 2,5% cuando en este momento está al 4%, se espera una caída de 150 puntos básicos. En Olea no vemos fácil que eso se materialice, lo vemos posible pero es el mejor de los escenarios. Cualquier cosa que pase no se descontará bien ni por parte de las bolsas ni de los bonos. Por eso vemos los bonos un poco caros.

¿La clave va a estar en tener un enfoque ágil? Sobre todo teniendo en cuenta esos altos niveles de endeudamiento.

Empieza siendo un año complicado. Todos los inicios de año lo son pero esta vez hay algo más incertidumbre. El enfoque estará en gestionar bien las duraciones, en los últimos tres meses han caído unos 80-90 puntos básicos las rentabilidades a 10 años y desde que empezó el año han subido 15-20 puntos básicos. Hay mucha volatilidad. La gestión de las duraciones en la cartera de gobiernos va a ser muy importante. Y también en el crédito, si el crecimiento económico es menor de lo esperado los créditos pueden sufrir, sobre todo los más débiles como el high yield. Y con respecto al tema del endeudamiento, tenemos por delante el famoso tapering, la reducción del balance tanto en Europa como en Estados Unidos. Esa reducción se consigue no comprando bonos cuando hay vencimientos. Significa una reducción de la demanda, desaparece un importantísimo comprador.

El BBVA lanza una emisión de deuda, bonos senior preferentes a 10 años. Ha colocado 1250 millones con una demanda de 2750 millones. ¿Cómo ves el resultado?

Un resultado bastante favorable. La indicación de margen era del tipo swap a 10 años más 160 pbs y al final la ha emitido a swap más 135 pbs, más o menos un 4%. Es una emisión interesante, es una calidad de crédito muy importante. En caso de que el banco tenga problemas este tipo de bonos equivalen a los depósitos bancarios, no tienen la garantía del Estado pero en caso de intervención de un banco estos activos no entran en el salvamento del banco. Es un activo muy seguro con una rentabilidad muy razonable.

 

¿Qué tipos de activos renta fija existen?

Deuda pública o soberana

Es el conjunto de deudas de un Estado, incluyendo tanto deudas con inversores privados como con otras naciones. Además de los impuestos, es la forma de financiación de un Estado más habitual. Quien compra activos de deuda soberana adquiere el derecho a percibir unos intereses en un plazo fijado en el momento de la emisión.

Letras del Tesoro

Son valores de corto plazo, se emiten con vencimiento a 3, 6, 9 o 12 meses. Por esta característica su precio suele variar poco consiguiendo un riesgo reducido para el inversor.

Bonos del Estado

Es una inversión a medio-largo plazo, se emiten a 3 y 5 años. Los intereses se pagan de forma explícita, es decir, la rentabilidad que se obtendrá se especifica en el momento de la emisión. Se emiten mensualmente y se pueden comprar también en mercados secundarios, podemos deshacernos del activo en cualquier momento. El cobro se realiza mediante el pago de cupones con generación de intereses anualmente. La inversión mínima es de 1000€.

Obligaciones del Estado

Son similares a los bonos del Estado, solo cambia la duración. En este caso se emiten a 10, 15, 30 y 50 años, son inversiones a muy largo plazo.

Emisiones en Moneda Extranjera

Están destinadas a inversores institucionales. Se suele emitir en yenes japoneses y dólares, pero también en libras esterlinas y francos suizos. Este tipo de inversión tiene el defecto de asumir el riesgo del tipo de cambio.

Deuda del sector privado

Pagarés de empresas

Ofrece una alta rentabilidad, pero a cambio de un alto riesgo. Son valores “cupón cero” emitidos a corto plazo, a 2, 3, 6, 12 o 18 meses. La empresa se compromete a devolvernos la cantidad invertida más unos intereses valorados en el momento de la emisión.

Obligaciones subordinadas

Son un híbrido entre acciones y deuda. Tienen una fecha de emisión y de cierre y cotizan en el mercado secundario. Al llegar la fecha de vencimiento debe devolverse el importe íntegro más los intereses. Si la sociedad emisora de los valores no pudiera hacer frente al pago, los acreedores comunes y los titulares de obligaciones simples tienen preferencia de cobro.

Obligaciones convertibles

Son títulos canjeables por acciones de la empresa emisora. También se pueden convertir en otra clase de obligación.

Cédulas hipotecarias

Emitidos por entidades financieras con garantía hipotecaria de la entidad de crédito emisora.

 

 

También te puede interesar:

Pegue también este código inmediatamente después de la etiqueta de apertura:

Claves de la sesión de hoy en el mercado de renta fija

Claves de la sesión de hoy en el mercado de renta fija

Hernán Cortés

11 de diciembre de 2023

1/2 min de lectura

Con la vista puesta en los bancos centrales, ¿la decisión de invertir en renta fija es ahora, antes de que comiencen las bajadas de tipos? Con Hernán Cortes, socio-fundador de Olea Gestión.

¿Qué ha sido lo más interesante del día en el mercado de renta fija?

El mercado ha estado tranquilo, esperando al dato de mañana del IPC en EE.UU., aunque no se esperan grandes cambios. Si es así, el mercado seguramente reaccionará con bastante frialdad pues estamos a final de año, puede que esta sea prácticamente la última semana operativa. Pero si vemos grandes variaciones en los datos de inflación americanos y/o europeos sí veremos movimientos en los bonos.

Esta semana tenemos citas con los bancos centrales, ¿con qué escenario trabajáis en cuanto a próximas bajadas de tipos?

No se esperan cambios en estas reuniones, si acaso los comentarios posteriores que hagas pueden dar pistas sobre cómo de factible ven las bajadas que el mercado descuenta para el año que llega (1% en EEUU y 1,25% en la UE). Creemos que el mercado contempla el mejor de los escenarios, estamos de acuerdo en que hay bastantes probabilidades de que bajen los tipos el año que viene pero no descartamos que esas bajadas sean más lentas.

La decisión de invertir en renta fija, ¿hay que tomarla ahora?

El mercado ya ha descontado la posibilidad de que los tipos bajen, por eso los bonos a 10 años han bajado ya unos 70 pbs y los de 2 años unos 50 pbs. En EE.UU. sigue habiendo más recorrido a la baja pero en el bono alemán no lo vemos tanto.

En Argentina Milei ya  ha tomado posesión como presidente con una tarea económica ingente por delante. Calificadoras como Fitch ya han advertido del peligro que genera la política económica tan radical que plantea. ¿Qué es lo más arriesgado que tenéis en la cartera de bonos?

Desde las subidas de tipos en occidente hemos dejado de tener prácticamente nada en emergentes. Lo que tenemos ahora de más riesgo puede ser la deuda subordinada bancaria y de empresas, aunque gran parte de ella es con grado de inversión y elegimos siempre nombres muy sólidos y consolidados.

 

También te puede interesar:

Pegue también este código inmediatamente después de la etiqueta de apertura:

Claves del día en el mercado de renta fija

Claves del día en el mercado de renta fija

Hernán Cortés

13 de noviembre de 2023

1 min de lectura

Foco puesto en la deuda de EEUU, emisión de Alemania y crédito corporativo con Hernán Cortés, socio fundador de Olea Gestión.

¿Qué ha sido lo más interesante de hoy?

Ha habido movimientos reducidos. Estamos esperando el dato de mañana de la inflación estadounidense que seguramente se sitúe en torno al 3,2%, por debajo del dato anterior. El mercado no se va a precipitar, llevamos 10 días con bajadas en la rentabilidad de los bonos y es de esperar que se haga una pequeña corrección al alza antes de conocer el dato de EE.UU.

Moody’s ya ha bajado la perspectiva de la deuda americana de “estable” a “negativa”, EE.UU. está más cerca de perder la calificación AAA.

Viendo el ratio de deuda/PIB que ya está casi al 100% y con un déficit anual para este año y los dos siguientes de un 6% parece razonable que su calificación baje a AA+. Pero esto no genera ninguna inquietud. Con cualquiera de las dos calificaciones es el activo más seguro del mundo por su capacidad recaudatoria, además de ser un país rico, puede subir los impuestos porque los tiene más bajos que Europa.

¿Con qué escenario trabajan para la deuda de EE.UU.? Powell insiste en calmar la euforia de algunos inversores que dan por sentado que se ha doblegado la inflación.

En EE.UU. tenemos bastante más duración que en Europa, tienen niveles más atractivos tanto a nivel absoluto como relativo. Mientras que el bono alemán a 10 años no ha pasado del 2,9%, en EE.UU. ha llegado hasta el 5%. Teniendo en cuenta la muy buena evolución de la inflación en los últimos meses, parece que el objetivo de 2% en 2025 es más factible. Se espera una inflación de 3,2% con la subyacente al 4,1% en EE.UU. y en Europa un 2,9% de inflación con una subyacente similar a la americana. Queda tarea por delante pero la inflación está bastante encauzada.

Una encuesta de MFSS señala que en el segmento de la deuda pública ha aumentado la asignación de los inversores españoles en los países de Europa central.

El diferencial entre el bono español y alemán estaba muy estrecho, es normal salir del riesgo periférico con una deuda/PIB del 100% para ir a la zona centroeuropea con una deuda/PIB por encima del 70%. Ahora el diferencial se ha ampliado algo, pero teniendo en cuenta la situación política española y la estabilidad alemana, sigue siendo atractivo irse al bono alemán.

En qué se están centrando en la parte de crédito corporativo?

Seguimos con una estrategia que lleva varios años en cartera. Cogemos un 50% de bonos a corto plazo muy líquidos con rentabilidades más bajas pero muy solventes y la otra mitad en activos híbridos donde las rentabilidades siguen siendo altísimas.

 

 

También te puede interesar:

Pegue también este código inmediatamente después de la etiqueta de apertura:

¿Descensos en la calificación crediticia de Israel? Consecuencias y análisis.

¿Descensos en la calificación crediticia de Israel? Consecuencias y análisis.

Hernán Cortés

20 de octubre de 2023

1/2 min de lectura

Moody’s revisa su calificación crediticia de Israel, actualmente en A1, e incluso podría rebajarla si el conflicto se alarga o traspasa fronteras.

Actualmente la calificación crediticia de Israel es un A1 en Moody’s, es un rating bastante solvente, similar al español. Pero la gravedad del conflicto Hamás-Israel coloca esta calificación en el punto de mira. Aunque el país ha demostrado ser resiliente a conflictos armados en el pasado, la gravedad actual del conflicto eleva la probabilidad de un impacto crediticio más duradero. Israel se encuentra, como es lógico, con una mayor inestabilidad económica que reducirá el crecimiento de su PIB. Esto, además del gasto militar en el que va a incurrir, hace previsible que el déficit crezca en los próximos meses. Desde Moody’s dicen que la rebaja de la calificación crediticia israelí puede reducir su capacidad para percibir préstamos en un momento clave para el país por su guerra en Gaza y diversas tensiones regionales. 

En el mercado están habiendo efectos comedidos. El sheqel se ha depreciado un 5% respecto al dólar, cosa que nos parece moderada y razonable. Los bonos se han comportado muy bien. En la última semana, el bono a largo plazo israelí ha subido 30 pbs, hasta el 4,4%. Pero en esa misma semana el bono de EE.UU. subió 24 pbs, en Reino Unido 21 pbs y en Alemania 15 pbs. En todos los países desarrollados las rentabilidades a largo plazo repuntaron en la última semana, la subida de Israel no es tan destacable. Cabe destacar que Israel paga un 4,4% por sus bonos a 10 años cuando EE.UU. paga un 4,95% y Reino Unido un 4,7%.

En definitiva, aunque la calificación crediticia de Israel esté en entredicho, su economía sigue siendo competitiva. Está teniendo un buen nivel de crecimiento, con una inflación moderada, un paro cercano al pleno empleo y un superávit por cuenta corriente durante los últimos 10 años.

 

También te puede interesar:

Pegue también este código inmediatamente después de la etiqueta de apertura:

Renta fija: Las claves del día en el mercado de deuda

Renta fija: Las claves del día en el mercado de deuda

Hernán Cortés

09 de octubre de 2023

1/2 min de lectura

El mercado ha reaccionado ante el conflicto entre Israel y Hamás en la dirección esperada aunque de forma comedida, el mercado de bonos americano a cerrado por el festivo del Columbus Day, el mercado alternativo de renta fija (MARF) cumple 10 años y los tipos están próximos a tocar techo si no lo han hecho ya. Comentamos todo esto y más con Hernán Cortés, cogestor de Olea.

Hemos visto la reacción esperable en el mercado de renta fija tras estallar el conflicto Israel-Hamás.

Ha sido una reacción muy medida, especialmente en la renta variable donde las caídas son solo de un 0,25%-0,3%. En los bonos, la caída de las rentabilidades ha sido un poco mayor pero también veníamos de unos días de unas subidas potentes. El petróleo es quizá donde ha habido mayor tensión, ha subido un 4%. La zona del conflicto es la productora de cerca del 50% del petróleo mundial. El gas ha subido un 15% hoy en europa, esto afecta mucho a la inflación.

 

Cumple 10 años el mercado alternativo de renta fija (MARF). Se han emitido bonos por más de 70.000MM€, han obtenido financiación de forma directa 143 compañías y muchas más a través de su participación en fondos de titulización. En Olea Gestión, ¿participan en el MARF?

No somos muy activos en este mercado. Es bastante difícil que emisores pequeños puedan emitir bonos a largo plazo porque las emisiones son pequeñas y la liquidez es reducida. Muchos inversores institucionales tenemos dificultades para participar en este tipo de mercados porque los volúmenes que manejamos en seguida se hacen demasiado grandes. Tiene mucho mérito lo que se ha hecho en el MARF pero hay que seguir trabajando, las empresas lo que quieren es financiación a largo plazo porque para el corto ya tienen muchas opciones.

 

¿Hay que insistir todavía en los plazos cortos aunque los tipos estén próximos a tocar techo si es que no lo han hecho ya?

Los bonos a largo plazo europeos, con el alemán como referencia al 2,75% a diferencia del americano que está al 4,7%. El riesgo/recompensa del bono a 10 años no está muy equilibrado. El riesgo de que continúen subiendo las rentabilidades a largo plazo es razonablemente elevado y la posibilidad de que el bono alemán mejore en rentabilidad la vemos limitada. Si pensamos que a medio plazo, cuando se corrija la inflación, el tipo de interés del BCE se mueva entre un 1,5% y un 2% es muy probable que el bono alemán esté al 2,25%-2,5%. En ese caso las posibilidades de generar plusvalías están muy limitadas. El bono americano si lo vemos más atractivo.

 

 

También te puede interesar:

Pegue también este código inmediatamente después de la etiqueta de apertura:

Claves de la sesión en el mercado de renta fija

Claves de la sesión en el mercado de renta fija

Hernán Cortés

20 de septiembre de 2023

1/2 min de lectura

Hay quien habla de mini-recesiones en diversos sectores en EEUU y de que hay indicios de que no sufrirá una recesión generalizada.

 

 

¿Cómo es la situación a la espera de las noticias de la FED?

Los bonos de gobierno se mueven en zonas de máximos del año, el americano al 4,35% y el alemán al 2,7%. Recogen la posibilidad de que los tipos de interés se mantengan durante un tiempo a niveles elevados, el alemán prevé una posible bajada de ¼ de punto en julio y el americano una en julio y otra en septiembre. Parece haber consenso en que el 2º semestre del año que viene empezarán las bajadas, hay optimismo en el mercado. Las rentabilidades están bastante más bajas que los tipos de intervención, en Europa los tipos están al 4% y en EE.UU. la inversión de la curva está un poco menos exagerada.

En EE.UU. hay mini recesiones en determinados sectores pero hay indicios de que el país no va a sufrir una recesión generalizada pese a la elevada inflación y los elevados tipos de interés.

La FED hoy publicará los Summary of Economic Projections (SEP), se espera que publiquen una expectativa de crecimiento del 1,7%-1,8% del PIB. Muy por encima del 1% esperado en junio. Una subida de 400 pbs en un año es un shock en el coste de tipo de interés importante, pero la liquidez sigue siendo abundante por los programas anteriores de expansión cuantitativa. Esto facilita que se rebaje el efecto del shock, aunque se acabará reflejando en la economía. Y no podemos olvidar el gran soporte que da el empleo.

En deuda corporativa estadounidense, ¿qué estrategia están siguiendo?

La deuda corporativa americana, como la europea, no sufrió mucho el año pasado y este están unos 20 pbs más bajos. Sigue en niveles atractivos pero no destacables. La inversión está en niveles medios pero en high yield sí vemos niveles más altos. Ahí puede haber oportunidades bajo una visión optimista de la evolución económica. Pero donde vemos más interés es en los treasuries americanos ligados a inflación, están dando 2 puntos de rentabilidad real.

 

También te puede interesar:

Pegue también este código inmediatamente después de la etiqueta de apertura:

Emisión del Tesoro Español y de deuda corporativa

Emisión del Tesoro Español y de deuda corporativa

Hernán Cortés

7 de septiembre de 2023

1/2 min de lectura

Comentamos con Hernán Cortés, socio fundador de Olea Gestión, la emisión del Tesoro español y deudas corporativas.

 

El Tesoro español ha emitido bonos por valor de casi 7.000MM€ con un interés marginal que se ha incrementado. ¿Qué es lo más destacado de hoy en el mercado de deuda?

Desde luego es destacable emitir esa cantidad en una sola mañana. Los tipos han subido con respecto a las últimas subastas porque el mercado también ha subido, pero no han pagado una prima excesiva. Además, la capacidad del mercado de absorber casi 7.000MM€ de golpe está siendo buena, la demanda ha sido el doble de lo ofrecido en los bonos. La subasta ha sido bastante exitosa.

En las últimas horas CaixaBank ha colocado un doble tramo de deuda en dólares en el mercado americano por un total de 2.000MM€. ¿Por qué es interesante para ellos emitir en dólares?

Emiten poco en dólares pero les sirve para diversificar su fuente de financiación. Yéndose al mercado americano consigue captar muchos inversores que no puedes captar con el euro. Los bancos europeos han devuelto al BCE un montón de financiación que deberá ser sustituida por financiación en el mercado mayorista. No es extraño que los emisores intenten captar fondos en nuevos mercados.

Tenemos mucha información de emisiones de deuda corporativa. ¿Es normal tanta operativa a la vuelta de las vacaciones o es el contexto el que invita a ello?

Septiembre siempre es un mes muy activo. Hay que tener en cuenta que los flujos que van cayendo en los inversores institucionales por vencimientos en julio y agosto tienden a acumularse y en septiembre se invierten. Los emisores a principios de septiembre están muy activos por la gran cantidad de saldo dispuesta a ser invertida.

 

También te puede interesar:

Pegue también este código inmediatamente después de la etiqueta de apertura:

La curva americana invertida y la renta fija de corta duración

La curva americana invertida y la renta fija de corta duración

Rafa Peña

5 de junio de 2023

1 min

Mercado Abierto: ¿Qué nos está indicando el movimiento de los bonos sobre lo que pueda hacer el mercado y la economía? Con Rafa Peña, socio de Olea.

Aquí te dejamos un resumen, para escuchar la intervención completa pincha aquí.

La curva de los bonos americanos no ha estado tan invertida desde los 80.

En este caso, la inversión de la curva viene dada por un incremento de 500 pbs del tipo de interés a corto plazo muy rápido por los brotes inflacionistas. La misión de parar la actividad económica para frenar la inflación ha llevado a esta inversión de curva. Lo normal es que cuando normalicemos la inflación se aplane la curva.

 

¿Preocupa el efecto en el mercado de la próxima reunión de la FED en junio?

Preocupa en el lado contrario. Preocupa que haya una nueva subida de tipos, eso metería mucha presión en los tipos a largo americanos que componen partes importantes de las carteras, sobre todo de las más conservadoras.Tenemos un tipo a 3,7% a 10 años y 5,5% en el corto plazo, el peligro es que se acelere la subida de largos y veamos pérdidas en los bonos como vimos el año pasado.

 

La renta fija de corta duración parece estar de moda para tener un control más flexible y activo de cara a la curva de tipos.

Es lo único que podemos hacer ahora. Después de muchos años, por fin tenemos tipos que retribuyen el corto plazo, en Europa están en entornos del 3% y en EE.UU. del 5%. No hay interés en coger partes largas de la curva que nos meten riesgo de duración y pueden incurrir en pérdidas.

 

En Foro MedCap se dijo que 2023 promete ser un año en el que muchas empresas den el salto al mercado de deuda por los riesgos que todavía persisten en la renta variable. ¿Es una buena alternativa para obtener financiación?

No lo vemos así. En entornos de tipos con subidas tan rápidas las empresas son menos proclives a tener más apalancamiento financiero, tienen que pagar más por la deuda y necesitan proyectos más rentables. No estamos en un momento con valoraciones muy caras y no hay interés en ampliar capital, pero no es un buen momento para apalancarse.

 

También te puede interesar:

Pegue también este código inmediatamente después de la etiqueta de apertura: