Somos menos optimistas que el mercado con las bajadas de tipos del BCE

Somos menos optimistas que el mercado con las bajadas de tipos del BCE

Rafa Peña

25 de enero de 2024

2 min de lectura

El Banco Central Europeo (BCE) celebra este jueves su primera reunión del año en la que los analistas prevén que mantenga los tipos de interés en el 4,5%, pero con la vista puesta en futuras bajadas durante este ejercicio. Rafael Peña, socio fundador de Olea Gestión  y gestor del fondo Olea Neutral junto a Hernán Cortés, cree que hasta que no haya mejores datos de inflación el BCE va a ser “más prudente de lo que espera el mercado”.

Mira la intervención:

Resumen de la intervención:

Hoy es la primera reunión del BCE en este 2024. ¿Qué esperas de Christine Lagarde en esta cita y a lo largo del ejercicio?

Prudencia. Hasta que no haya mejores datos de inflación consolidados vamos a ver siempre un tono más prudente de lo que está descontando el mercado. Es difícil prever cuándo llegarán las bajadas de tipos. Todo depende de la inflación y tanto la FED como el BCE irán actuando en función de los datos. No creemos que vaya a haber grandes movimientos en el primer semestre, quizá alguno en el segundo. Y el segundo semestre será difícil porque hay elecciones estadounidenses con lo que casi seguro las bajadas en Estados Unidos no llegarán a los 125 puntos básicos que descuenta el mercado.

Y con este escenario, ¿la renta fija va a seguir siendo el activo favorito, el activo con mejor binomio riesgo-rentabilidad?

Por fin es el activo en el que hay que estar sí o sí. Antes hemos tenido que buscar cosas para poder rentabilizar vía renta fija más complicada y ahora hace falta mucha gestión. En los primeros días del año llevamos más de 30 puntos básicos de subida en 10 años, lo cual es una pérdida para las carteras. Pero hay que estar muy encima, es un activo que ahora nos renta tanto en el corto como en el largo plazo y hay que decidir.

Es un activo donde hay que seguir muy de cerca las duraciones dependiendo de cómo se muevan las expectativas de bajadas de tipos de interés.

Hay que ver mucho las duraciones, hay que controlar el riesgo de solvencia y de crédito también, la divisa, el formato que tienen los activos en cuanto a las subordinaciones… Es un activo que requiere mucha gestión y mucha dedicación para sacar un valor añadido. En un activo que por fin renta pero que tiene mucha volatilidad. Por eso mismo no vale con comprar un bono a 10 años o comprar el corto y ponerse a otra cosa. No, comprar el largo y convertirlo en el principal motor de la cartera requiere mucho trabajo.

¿El principal riesgo de este año podría ser que nos relajemos con la inflación? Tenemos también el tema del Mar Rojo que podría convertirse en estructural aunque de momento es coyuntural.

La inflación lo es todo. Si hay inflación descontrolada, que parece que se ha controlado, es el gran problema. Luego otra cosa son los temas geoestratégicos. Ahora la inflación hay que verla como una carrera, hay que pensar si el último kilómetro que nos queda por hacer es el más duro. En este caso el tema está muy centrado en la subyacente. Pero no dejaría de mirar los riesgos geoestratégicos, tanto por conflictos bélicos como por desequilibrios de poder; y también elecciones, 2024 es el año con más elecciones alrededor del mundo. Es un año que viene cargado de temas.

En Estados Unidos parece que Trump promete dar guerra de aquí a final de año. Esto puede dar volatilidad.

Es un fenómeno conocido, no sorprende a nadie que Trump vaya a dar guerra. Hay que recuperar la base y ver la resiliencia de la economía americana que aguanta a actores menos convencionales como el expresidente Trump.

El mercado está muy pendiente de la inflación y del crecimiento económico que desfallece y con unos tipos de interés altos y unos bancos que están echando el freno a la compra de activos. Estamos en un momento de restricción de política monetaria. Hace unos años el escenario era muy distinto y parece que se quiere volver ahí. Pero lo anormal era tener tipos negativos.

Por ahora la realidad está dando la razón a los bancos centrales. El mercado está descontando el mejor de los escenarios en cuanto a bajadas de tipos pero eso no significa que lo vayan a hacer mal los bancos centrales sino que el mercado ha puesto precio a cosas que todavía no han pasado. Se esperan datos económicos muy positivos. Nuestro análisis es que vivimos mucho mejor en un mundo con tipos de interés que no sean cero, la situación anterior ha hecho mucho más daño del que recordamos.

¿Qué papel debe jugar la renta fija en este contexto de mercados en una cartera multiactivos?

Tiene que coger una relevancia total. Hemos pasado, desde 2011 muchos años, donde la renta fija en nuestra moneda no nos aportaba tanto valor. Ahora tenemos rentabilidad en el corto, tenemos rentabilidad en el largo, tenemos que ver qué duración tenemos por si las bajadas de tipos nos dejan sin rentabilidad en el corto, tenemos que ver el efecto diversificar frente a las acciones. La renta fija se convierte en el motor, sobre todo para los inversores más conservadores que son los que han sufrido más en los últimos años.

¿Por qué la renta fija es un activo tan complejo?

Para entender la complejidad de la renta fija primero hay que entender cómo funciona. La renta fija, ya sea pública o privada, es un activo que ofrece una rentabilidad fija, de ahí su nombre. Está predefinida en el momento de la compra y depende de los tipos de interés. Pero el precio sí puede variar en función de la rentabilidad que ofrezcan otros activos similares existentes en el mercado, aquí es donde reside su complejidad.

Si compramos un bono de renta fija y esperamos a su vencimiento no hay ningún problema, obtendremos la rentabilidad prometida a menos que haya un problema con el emisor. Pero si lo que queremos es aprovechar al máximo el beneficio que podemos obtener de la renta fija, haremos compra-venta de activos. Entonces, si hoy compro un activo con una rentabilidad x y mañana suben los tipos de interés, aparecerán en el mercado activos similares al mío pero con mayor rentabilidad. Si quiero vender mi activo, habrá bajado de precio por ser menos atractivo y perderé parte de mi inversión. Pero si ocurre lo contrario, es decir, si bajan los tipos de interés, podré vender mi bono a un precio mayor al que pagué aumentando mi beneficio.

 

 

También te puede interesar:

Pegue también este código inmediatamente después de la etiqueta de apertura:

Actualidad económica y de los mercados

Actualidad económica y de los mercados

Hernán Cortés

14 de diciembre de 2023

2 min de lectura

En la primera hora de Capital Intereconomía miramos a la actualidad económica y de los mercados. Lo hacemos en el primer análisis de la mañana con Hernán Cortés, socio fundador de la gestora española Olea Gestión y gestor del fondo de inversión Olea Neutral.

Escucha la intervención:

Resumen de la intervención:

La FED proyecta situar el precio del dinero en el 4,5%-4,75% a finales del próximo año y reduce la previsión de inflación hasta 2025.

¿Qué te pareció Powell?

Se esperaba más prudencia y el mercado ha reaccionado con cierta violencia, en el sentido positivo. Arrancar con esos 75 pbs de expectativa de caída, a pesar de que el mercado ya lo descontaba, fue un espaldarazo a lo que la curva de tipos de interés está descontando. El mercado se volvió mucho más optimista y ahora mismo está descontando una caída de un 1,5%.

¿El mercado se está pasando de optimista?

Está descontando el mejor de los escenarios cuando lo normal en las curvas es que se haga sobre el escenario medio o neutral. En Olea sí creemos que hay un exceso de optimismo en lo que está descontando la curva.

Powell también ha hablado de inflación, dice que sigue siendo demasiado alta y que queda trabajo por hacer. ¿Qué expectativas tenéis? ¿Creéis que el 2% va a ser un espejismo en 2024?

La FED habla del 2% ya en 2025, dice que el año que viene es posible que baje del 3% pero no alcancemos niveles cercanos al objetivo seguramente hasta 2025. Pero tal y como están encaminadas las cosas sí parece alcanzable tocar ese entorno del 2% en 2024. En Europa ya estamos por debajo del 3% y en EE.UU. justo en ese 3%. Es verdad que la subyacente sigue en el 4% pero la tendencia es favorable. El efecto calendario de la parte de energía es muy positivo en los primeros meses del año que viene. El escenario central es que la inflación camina hacia ese objetivo del 2%.

También habló de la recesión. Dijo que en 2024 sigue siendo una posibilidad, aunque hay que recordar que el paro sigue firme en un 3,7%. ¿Cómo véis la parte de la actividad económica?

Powell se mostró muy sorprendido por la resiliencia del paro durante este año, a todos nos ha sorprendido. Para nosotros fue un indicador clave para tomar posiciones altas en bolsa al inicio de año sin haber creído en esa recesión tan inminente que muchos auguraban. Una recesión no va acompañada de paro en mínimos históricos. En la medida que el empleo siga en estos niveles será muy difícil que haya una recesión. Podrá haber un crecimiento muy débil pero no una contracción. También se habló de que el fuerte crecimiento será positivo para mantener bajo el paro y que el alcanzar el objetivo de inflación de 2% se retrasará un poco pero no supondrá un gran problema.

Reacción de los mercados: de los bonos, del dólar y también de la bolsa. La bolsa muy bien, ¿no?

Sí, lo que pasa es que la bolsa está tan sobrecomprada que subió moderadamente, un 1%-1,5% las bolsas americanas. Los bonos sí han corrido bastante, sobre todo los de 2 años en Estados Unidos que han bajado 40 pbs en 2 días. El bono a 10 ha bajado unos 25-27 pbs. En Europa también pero va todo más moderado, hay más recorrido a la baja en el bono americano porque el europeo está ya cerca del 2%.

¿Qué esperas del mensaje de Christine Lagarde con respecto a 2024? ¿Va a decir también que en 2024 iniciará el descenso de los tipos de interés? ¿Será tan agresiva como Powell?

Me da la impresión de que serán más prudentes. Por la forma en la que está constituido el BCE, está formado por los portavoces o gobernadores de multitud de bancos, es más difícil llegar a un consenso. En EE.UU. el presidente de la FED pesa mucho y la gente se alinea con él. El mensaje de Lagarde será similar al de Powell, favorable a posibles bajadas de tipos en 2024, pero quizás menos concreto.

El mercado financiero para inexpertos

Subir los tipos de interés para controlar la inflación.

Durante 2021 y 2022 la inflación se disparó, llegando a niveles por encima del 10%. Esto se explica por la crisis de la COVID-19, por la guerra de Ucrania y porque después de una década con la inflación a niveles muy bajos, se ha tratado de subir los precios lo que no se ha podido en ese tiempo. Para devolver la inflación al objetivo fijado del 2% los bancos centrales deben tomar medidas que contraigan la actividad económica. Por eso, tanto la Reserva Federal de Estados Unidos (FED) como el Banco Central Europeo (BCE) han decidido elevar el tipo de interés de referencia. Esto es elevar el precio del dinero. La financiación se vuelve más cara por lo que baja el nivel de inversión y consumo. A su vez, con la inactividad económica es fácil entrar en una recesión, pero en esta ocasión no ha ocurrido gracias a la fuerza del empleo. El paro está en niveles del entorno de los mínimos históricos tanto en la U.E. como en EE.UU. Mientras la gente tenga empleo cobrará un sueldo y seguirá consumiendo, posiblemente veremos una contracción del crecimiento pero no una recesión. 

El mercado de bonos y la curva de tipos de interés.

El Banco de España explica la curva de tipos de esta forma: “La curva de tipos de interés es la representación gráfica de la relación entre el rendimiento (es decir, los tipos de interés) de los bonos soberanos de un país y su plazo de vencimiento. La curva de tipos refleja, entre otros factores, las expectativas que los agentes económicos tienen sobre la evolución futura de los tipos de interés. También incorpora las primas de compensación por el riesgo asociado a los movimientos futuros de estos tipos y a la posibilidad de un impago soberano.”

Lo habitual es que la rentabilidad de los bonos a largo plazo (10 años) sea mayor que la de los de corto plazo (2 años) para compensar el riesgo añadido que supone el plazo de mayor duración. Pero con los cambios en el contexto económico de los últimos años se invirtió la curva. Por eso nuestros gestores redujeron la duración de los bonos que incluimos en nuestra cartera. Pero desde este último mes empiezan ya a ver atractivos la rentabilidad de los bonos a 10 años, sobre todo del estadounidense.

 

 

También te puede interesar:

Pegue también este código inmediatamente después de la etiqueta de apertura:

Primer análisis de la mañana

Primer análisis de la mañana

Hernán Cortés

23 de noviembre de 2023

1/2 min de lectura

En la primera hora de Capital Intereconomía miramos a la actualidad económica y de los mercados en el primer análisis de la mañana con Hernán Cortés, gestor de Olea Neutral junto a Rafael Peña.

Las bolsas van con subidas de doble dígito en el año. ¿Tiene sentido el reciente rally de las bolsas y los bonos americanos y europeos?

Sí, los últimos datos de inflación son extraordinarios. En Europa hemos pasado de un 5,2% en agosto a un 2,9% en octubre; en EE.UU. está al 3,2%. Estas inflaciones ya son moderadas, se acercan al objetivo del 2%. Tanto nosotros como el resto del mercado pensamos que la batalla contra la inflación, aunque no está ganada porque la subyacente sigue cercana al 4% a ambos lados del océano, sí está muy encauzada. La victoria sobre la inflación está mucho más cerca. Esto ha llevado a un rally en los bonos, el americano a 10 años ha bajado 60 pbs y el alemán 35 pbs. Un escenario de bajada de tipos en el segundo semestre del año que viene lo descuentan muy bien los bonos y también las bolsas. Aunque en estas últimas se nota mucho el efecto de las tecnológicas, no ha subido todo.

¿Desterramos la advertencia de ayer de Luis de Guindos, vicepresidente del BCE, sobre la sobrevaloración de las bolsas?

El PER del Stoxx 600 está en el 13,5-14, no es un nivel de sobrevaloración importante. Otra cosa son las tecnologías, el NASDAQ está a PER 30. Ese nivel sí merece la opinión de que se está creando una burbuja, aunque la tecnología crece siempre al doble del resto de sectores.

La economía estadounidense está mostrando mucha resistencia. Hoy tendremos datos europeos, la fragilidad es mucho mayor en la zona euro.

El crecimiento tanto de este año como del siguiente va a ser bajo en Europa. Pero si en 2024 empezamos a ver tipos de interés más bajos sí es posible que en 2025 volvamos a niveles de crecimiento potencial, un 1,5%-1,7%, en cuyo caso subirían los crecimientos empresariales.

 

 

También te puede interesar:

Pegue también este código inmediatamente después de la etiqueta de apertura:

Tertulia de Mercados: ¿Hemos llegado al final de las subidas de tipos?

Tertulia de Mercados: ¿Hemos llegado al final de las subidas de tipos?

Rafa Peña

6 de noviembre de 2023

1 min de lectura

¿Qué oportunidades podemos encontrar en el mercado hasta final de año? Lo analizan Rafa Peña (Olea Gestión), Rafael Valera (Buy&Hold) y Francisco Burgos (Cobas AM).

¿Cómo os ha ido este mes?

Estamos conformes con los resultados, a pesar de que ha sido un mes muy complicado. Los índices han tenido caídas importantes. La renta fija, sobre todo la parte de gobiernos, ha sufrido unas fuertes subidas de rentabilidad y, por lo tanto, una caída de precios. Lo único que ha aguantado bien es el oro. Los primeros días de noviembre todo se ha dado la vuelta, era fácil cometer errores pero estamos contentos por no haberlo hecho.

¿Está complicado el mercado?

Somos un fondo de preservación de capital. Llevamos un buen año, estamos por encima de nuestro objetivo de 5% de rentabilidad, cumpliendo también a 3 años. Para nosotros es muy relevante la subida de tipos de interés, es un cambio estructural. Hemos trabajado los 10 últimos años con tipos 0% o muy bajos que dificultan mucho la gestión de un multiactivo. Con lo cual, vemos un buen escenario pero las incertidumbres geoestratégicas nos hacen estar muy pendientes de la preservación de capital.

¿Está afectando mucho el conflicto entre Israel y Hamás?

De momento a nosotros no nos está afectando mucho. Estamos pendientes sobre todo de la evolución de los tipos de interés, de los largos plazos principalmente. Por ahora, la no extensión de conflicto es una buena noticia, dentro de la malísima noticia que es. Pero es verdad que es un conflicto que lleva enquistado varios años y hasta este momento los mercados no han tomado conciencia de un gran problema a corto plazo.

¿Se está notando deterioro en los márgenes por la desaceleración económica y la inflación? Las familias y las empresas están en una situación de mayor solvencia que en la anterior crisis.

Esperemos no volver a ver un 2008-09. Lo diferencial en esta crisis, una crisis anunciada que no termina de llegar, es el empleo. No hay incremento de desempleo y eso está manteniendo el consumo interno, especialmente en EE.UU. Todo lo que se ha afectado por el incremento de tipos se ha comportado bien, aunque están sufriendo otros sectores. A pesar de todo, en EE.UU. hay un incremento de casi el 3% en beneficios este año y algo de caída en Europa, aún así datos muy buenos que todos habríamos firmado a principio de temporada.

¿Cuándo van a bajar los tipos?

No es nuestro trabajo tomar esa decisión, sí lo es invertir con cabeza. Ahora mismo tenemos un resultado positivo en términos absolutos y relativos gracias a eso mismo. No hemos comprado largos plazos, teniendo una rentabilidad mayor en el corto no le veíamos el sentido a asumir el mayor riesgo. Ahora vamos con algo más de ánimo al largo plazo pero seguimos muy prudentes. Es lógico que bajen tipos aunque no sabemos cuándo, hay demasiadas variables geoestratégicas como para tomar una decisión.

Estrategia para lo que queda de año.

En general lo más importante es que ha vuelto la renta fija como un activo atractivo que aporta rentabilidad. Esto a nosotros nos facilita bastante la vida. Por ahora estamos en bajas duraciones y alta calidad, esperando a que se despeje el riesgo geoestratégico. En renta variable estamos con baja exposición y tenemos todavía algo de oro.

 

 

También te puede interesar:

Pegue también este código inmediatamente después de la etiqueta de apertura:

Tertulia de Mercados: la decisión del BCE

Tertulia de Mercados: la decisión del BCE

Hernán Cortés

27 de octubre de 2023

1 min de lectura

Comentamos la pausa de tipos y el discurso de Lagarde en una tertulia especial con Ricardo Gil (TREA AM), Francisco de Borja Gómez (Dunas Capital) y con Hernán Cortés (Olea Gestión).

¿Qué os parecen las declaraciones de Lagarde?

Era una reunión cómoda para el BCE porque septiembre ha dado unos datos buenísimos. La inflación general ha caído un 0,9%, hasta el 4,3%, y la subyacente un 0,8%, está ahora al 4,5%. Por fin se ve la luz al final del túnel, ahora la cuestión no es subir los tipos sino mantenerlos altos el tiempo necesario.

¿La parte económica está flojeando mucho? ¿Más en Europa que en EE.UU.?

Desde luego, en Estados Unidos no está flojeando nada. Nunca he visto nada como lo que ha pasado este año, en junio la FED anuncia una previsión de crecimiento en el año del 1% y en septiembre la sube al 2,1%. Que en 3 meses se cambie la previsión en 110 puntos básicos es bestial.

Es evidente que la transmisión de la política monetaria a la economía real ha sido muy lenta. La explicación que vemos es que, por un lado las familias y empresas no estaban muy endeudadas y, por otro lado, la financiación ha sido a tipo fijo y a largo plazo. El primer shock lo hemos parado pero la gran pregunta es qué pasará el año que viene. Está en duda que, con tipos por encima del 4% en Europa y del 5% en EE.UU. más los márgenes de crédito que se cobren, la gente afronte decisiones de consumo duradero y de inversión con esas cifras. Hay riesgo a la baja en el crecimiento del año que viene tanto en Europa como en EE.UU.

Los bancos centrales tiran hacia un lado y los gobiernos hacia el contrario. Los primeros con políticas restrictivas y los segundos aumentando el gasto.

Cuando el Banco Central sube los tipos busca enfriar la economía pero, si el gobierno incurre en los déficits en los que está incurriendo, genera exactamente lo opuesto. No tiene sentido subir 500 pbs los tipos de interés para luego tener un crecimiento, en EE.UU., del 2,1% en el año, por encima de su crecimiento potencial. Lo grave es que el año que viene la previsión es del 4%-5% de déficit. Seguiremos con el mismo problema.

¿Cómo veis la inflación de cara a la recta final del año? El petróleo puede tensionarse con el conflicto Israel-Hamás.

Mucho más importante que el petróleo es el gas. El gas está en muchos procesos industriales, en todas las calefacciones de Europa y, encima, marginaliza el precio de la electricidad. Hay que conseguir mantener los niveles del gas. Antes del conflicto israelí, el acumulado del año estaba en -50% en Europa, ahora han crecido las dudas y la cifra se ha elevado a casi el -30%. Sigue siendo un buen dato pero hay que tener cuidado.

 

 

También te puede interesar:

Pegue también este código inmediatamente después de la etiqueta de apertura:

¿Qué esperar de la reunión del BCE?

¿Qué esperar de la reunión del BCE?

Rafa Peña

26 de octubre de 2023

1/2 min de lectura

Miramos a la actualidad económica y de los mercados en el primer análisis de la mañana con Rafael Peña, gestor de Olea. ¿Qué podemos esperar de la reunión del BCE?

¿Qué esperáis de la reunión del BCE prevista para hoy?

Lo más probable es que no haga nada, no esperamos una subida ahora. Pero eso no significa que no vaya a haber más ni que la inflación esté controlada. Seguimos en una situación complicada con los tipos de interés.

¿Cómo se están comportando las bolsas y bonos? Estamos en un momento de incertidumbre.

No hay ningún cambio estructural con respecto al tema del BCE. El mercado de tipos implícitos se diferencia mucho en el dólar del euro. En este último se descuentan subidas de tipos para el próximo año, se esperan tipos a largo plazo más altos de lo que se había descontado. En Estados Unidos se descuentan bajadas muy leves para finales de 2024 y principios de 2025. Su situación es muy diferente, subieron antes los tipos y tienen la inflación más cercana al objetivo del 2%.

A la espera de lo que diga hoy el BCE, parece que vamos a seguir con tipos altos mucho tiempo. ¿Cómo afecta esto a las inversiones?

Es un cambio de escenario. Los que llevamos más tiempo invirtiendo, yo llevo desde el año 94, ya hemos trabajado con tipos altos. Yo creo que es una buena noticia para los inversores. Lo malo es que la inflación no baja; si hablamos de Europa, los tipos reales todavía siguen negativos. Pero tenemos un motor de rentabilidad que no hemos tenido en los últimos 10 años, aunque requiere una gestión muy profesional. Si caes en simplemente aprovecharse de los tipos de interés con un depósito o letras a un año te pierdes parte de la película. Hay que gestionar de forma conjunta tu exposición a Bolsa teniendo en cuenta que los tipos altos no son malos para todos los sectores de la Bolsa, benefician sobre todo al sector financiero. Lo que hacemos en Olea es gestionar de forma conjunta el riesgo de la renta variable en función de la renta fija.

La estrategia a futuro de Olea sería menos renta variable y más renta fija.

Sí, lo que pasa es que todavía no tenemos renta fija a largo plazo. Sobre todo en el euro, en EE.UU. lo vemos un poco más interesante. 

 

También te puede interesar:

Pegue también este código inmediatamente después de la etiqueta de apertura:

Rentabilidades de los bonos y expectativas de crecimiento en la UE y EEUU

Rentabilidades de los bonos y expectativas de crecimiento en la UE y EEUU

Hernán Cortés

28 de septiembre de 2023

1/2 min de lectura

Comentamos las rentabilidades de los bonos y las expectativas de crecimiento de la FED y el BCE en el primer análisis de la mañana.

 

 

¿Cómo ves el mercado ahora mismo? Llevamos unas jornadas que no están siendo muy positivas.

Están marcadas por las subidas de las rentabilidades de los bonos a largo plazo que son máximos del año en todos los mercados. En EE.UU. el bono a 10 años alcanza el 4,59%, en Europa, el alemán el 2,84% y el español al 3,94%. Estás rentabilidades guían la evolución de las bolsas. El precio de las compañías son los beneficios futuros esperados y la tasa a la que se descuentan esos beneficios.

¿Qué están descontando esas subidas de los rendimientos de los bonos? Y, ¿hasta dónde pueden llegar?

El techo de las subidas no está lejos. Se habían alimentado unas expectativas de bajadas muy rápidas de tipos de interés por parte de la FED y del BCE. Pero la inflación, especialmente la subyacente, está siendo muy correosa y sitúa unas expectativas menos optimistas. Ahora mismo se esperan las bajadas para julio de 2024, aunque no me sorprendería que se empiecen a esperar para diciembre del año que viene.

La FED da unas expectativas de crecimiento de un 2,1% para este año y un 1,5% para el 2024. El BCE es menos optimista, un 0,7% para este año y un 1% para el que viene. Sin embargo, es el BCE el que parece que quiere seguir subiendo tipos a pesar de tener mayor adversidad.

Sí, pero también es cierto que en Europa estamos con tipos al 4% mientras que en EE.UU. están al 5,25%. Estos niveles de crecimiento son muy fuertes y el desempleo está en mínimos tanto en EE.UU. como en Europa. Si bien es cierto que EE.UU. tiene la inflación más baja, no les va a ser fácil llegar a ese 2,1%.

¿Por qué estáis apostando en Olea Gestión?

De momento apostamos por las duraciones bajas en Europa. En el corto plazo se puede obtener un 3,5% en bonos de gobiernos y un 4% en bonos privados. En EE.UU. el 10 años ya sí presenta un mayor atractivo, está a niveles de 4,7%. En Europa todavía hay que esperar para pasar al largo plazo.

 

También te puede interesar:

Pegue también este código inmediatamente después de la etiqueta de apertura:

Septiembre, un mes estacionalmente negativo para las bolsas

Septiembre, un mes estacionalmente negativo para las bolsas

Hernán Cortés

4 de septiembre de 2023

1/2 min de lectura

Hernán Cortés, gestor de Olea, ha estado la Tertulia de Mercados acompañado por Susana Criado y más gestores.

¿Vas nervioso al mercado?

Más indeciso que nervioso. La evolución de la inflación y, por ende, de los tipos de interés tiene a todo el mundo desconcertado. A principio de año se pensaba que la inflación se iba a moderar más rápido, sobre todo la subyacente que en Europa empezó en un 5,2% y no se ha movido. Las expectativas del mercado siguen siendo bajistas. Pero el riesgo está en la duración de los tipos de interés altos. La incertidumbre la tenemos en si en junio bajarán o no los tipos.

Las empresas, ¿gozan de buena salud?

En la medida que el PIB sea modestamente positivo lo normal es que los resultados de las empresas también lo sean. En Europa en el primer semestre llevamos un acumulado del 5%-6% de crecimiento de beneficios. En EE.UU. está ligeramente negativo pero no es preocupante, llevan varios años de fuertes crecimientos. La clave está en el empleo, el paro está en mínimos históricos, tanto en Europa como en EE.UU.. Mientras haya empleo habrá consumo, mientras haya consumo habrá inversión y mientras haya inversión habrá crecimiento. Los resultados de las empresas seguirán siendo positivos, aunque sea de forma modesta.

En este momento del ciclo económico, ¿qué tipo de activo funciona mejor?

En este escenario de estanflación el stock picking funciona. Pero en principio el crecimiento bajo no es bueno para el equity o las bolsas. E inflación alta y tipos de interés altos solo es bueno para los tipos de corto plazo. Los de tipo largo plazo están bajo amenaza de repunte de rentabilidades, están descontando un escenario muy positivo. Con esto, a priori la zona más cómoda son los bonos de entre 1 y 3 años donde puedes aprovecharte de los altos tipos de los bancos centrales y no estás sujeto a ningún riesgo de recesión.

¿Qué esperamos de la cartera de Olea?

Como fondo multiactivo que somos, estamos siempre buscando oportunidades en cualquier tipo de activo. A lo que dedicamos más atención ahora es a detectar el momento en el que incrementar la duración de la cartera del fondo. Ahora tenemos duraciones bajísimas, a 1 en el euro y a 2-3 en el dólar, pero creemos que en el segundo semestre puede haber posibilidades de incrementarlas.

En la parte de renta variable estamos muy prudentes. Si se vislumbra un escenario macro un poco más claro que el actual tendríamos un hueco para subir hasta un nivel de un 40% que es la zona donde nos solemos mover.

 

También te puede interesar:

Pegue también este código inmediatamente después de la etiqueta de apertura:

La inflación en la Eurozona

La inflación en la Eurozona

Hernán Cortés

31 de agosto de 2023

1/2 min de lectura

Hernán Cortés, gestor de Olea, ha estado hablado con Susana Criado de inflación y de tipos de interés en Europa.

Por las cifras vistas en España y Alemania vemos que la subyacente es un bicho duro de pelar, ¿conseguiremos vencerla este año?

La subyacente cerró 2022 en un 5,2% y el último dato publicado es de un 5,5%. La general está cayendo con fuerza, llegó hasta el 9,2% y está al 5,3%, pero la subyacente repunta en Europa. En los 24 años de historia del Euro, el dato más alto de subyacente era de un 2,2%, hasta ahora. El mercado descuenta bajadas de tipos de interés para junio, a nosotros nos parece un escenario posible pero poco probable.

¿Habrá nuevas subidas de tipos en Europa?

Muy probablemente haya una más. Pero lo más relevante es cuánto tiempo van a seguir los tipos altos. Salvo que el BCE prevea una recesión a corto plazo, se esperará a bajar los tipos hasta que la inflación alcance el 4%, todavía queda recorrido. 

¿Cómo se está reflejando esta situación en los bonos?

Los bonos a 10 años descuentan un escenario muy favorable, el alemán está al 2,5% con un tipo de intervención del 3,75%. En Estados Unidos la situación es similar. Se descuentan bajadas de tipos tempranas por lo que vale la pena invertir hoy a esos niveles, pero a nosotros nos parecen demasiado bajos todavía.

 

También te puede interesar:

Pegue también este código inmediatamente después de la etiqueta de apertura:

Inflación y tipos de interés, ¿para cuándo se esperan las bajadas?

Inflación y tipos de interés, ¿para cuándo se esperan las bajadas?

Hernán Cortés

20 de julio de 2023

1/2 min de lectura

Hernán Cortés, gestor de Olea, ha estado hablado con Susana Criado de inflación y tipos de interés y de cuando se esperan las bajadas.

 

 

Dato de IPC en la zona euro y expectativas a corto y medio plazo de la inflación y de los tipos de interés.

La cifra del IPC baja del 6,1% al 5,5%, aparentemente es un buen dato. Hasta que te fijas en la subyacente y ves que sube del 5,3% al 5,5%. Históricamente sabemos que el dato subyacente es mucho más difícil de doblegar, esto continúa siendo así. Analizando los datos es evidente que los únicos precios que hemos conseguido bajar son los de la energía. De momento no parece que la inflación subyacente vaya a bajar, podemos dar por seguras las dos subidas de tipos de 0,25% previstas de aquí a final de año por parte del BCE. 

¿Va a ser necesario ampliar las duraciones en la renta fija?

Estamos muy prudentes todavía. El 10 años alemán está a niveles muy poco incentivadores, al 2,43%. No lo vemos atractivo, el 10 años tiene una volatilidad que no tienes en el corto plazo. De momento vemos mejor la zona del 2-3 años.

¿Nos queda todavía mucho tiempo con una inflación por encima del 3%? Y si los tipos de interés bajan, ¿será muy avanzado el 2024?

Eso creemos en Olea, nunca pensamos que la subyacente fuera a tener caídas en el primer semestre pero estamos viendo que no solo no cae, sino que sube. Hasta el segundo semestre del 2024 o incluso hasta 2025 no bajarán los tipos, a pesar de que el mercado descuenta una primera bajada en junio del año que viene.

 

También te puede interesar:

Pegue también este código inmediatamente después de la etiqueta de apertura: