Los valores de Olea (II): Reflexión

Olea

Arancha Gómez

21 de julio de 2020

La larga trayectoria complementaria de los dos gestores de Olea en los mercados financieros, gestionando el mismo fondo durante más de 15 años, nos llevó a la reflexión de constituir una gestora que pudiera satisfacer una necesidad de clientes: convertir el ahorro en inversión.

Pensamos que el 50% del éxito reside en la alineación de interés y la continuidad.

El otro 50% que aportamos viene de nuestro modelo, que se basa en tomar decisiones de inversión de forma activa.

En otros modelos de gestión, las decisiones de asignación de activos (pasiva o activa) provienen del proceso de perfilación de riesgo del cliente, que se para las instituciones se mantiene fijo, mientras que se en realidad está en permanente evolución. En el caso de la inversión en fondos value, intentan rentabilizar al máximo el ahorro que reciben, sin tener un mandato de riesgo.

En el modelo Olea recibimos un mandato de riesgo, medido como preservación de capital a 3 años, con un objetivo de rentabilidad del 5%, y con un nivel de riesgo de entre el 5% y 9%.

No es necesario que traigas todo el dinero, diversifica entre modelos.

De hecho, recomendamos a clientes que diversifiquen también entre modelos, e inviertan en Olea sólo parte de su dinero.

Este artículo forma parte de una serie sobre los valores de Olea:

Pegue también este código inmediatamente después de la etiqueta de apertura: