Informe semanal: 13/11/2020

Olea

Rafael Peña

13 de noviembre de 2020

El inicio del mes de noviembre ha resuelto parcialmente incertidumbres políticas y nos ha traído la primera buena noticia sobre la pandemia, los esperanzadores datos sobre la vacuna aportados por Pfizer. Comenzaremos primero con los resultados.

 

El arranque ha tenido un comienzo excepcional en los mercados, los índices han subido de forma clara +7,53% Nasdaq, 8,80% S&P500, 16,30% Eurostoxx50.

La primera lectura es el buen comportamiento de los sectores y valores más afectados hasta la fecha por la pandemia, y el peor comportamiento dentro del sector de la tecnología de los valores que habían subido con mayor fuerza durante el confinamiento. Esta dispersión de comportamientos que había perjudicado a nuestra cartera, porque estaba posicionada en valores con mejores valoraciones fundamentales y menos enfocada al crecimiento, ha empezado a revertirse.

Tenemos una firme convicción sobre la continuación de esta tendencia según se consolide una hoja de ruta para el control de la pandemia.

Del mismo modo, las divisas emergentes latinoamericanas han tenido un buen comportamiento tras la confirmación de la victoria demócrata en Estados Unidos, a pesar de que debemos esperar hasta enero para ver el resultado definitivo en el senado. En nuestra opinión, la necesidad de consenso para poder seguir adelante con las políticas durante el mandato de Joe Biden, ha sido bien recogida por los mercados.

Los datos macroeconómicos publicados en este inicio de mes han sido positivos, especialmente en el sector manufacturero, la recuperación de actividad del III trimestre es destacable tras el parón del II trimestre.

Entendemos que las medidas de confinamiento que se están tomando tras el repunte de contagios, muy por encima de las expectativas, todavía no se han recogido por los indicadores adelantados y por tanto debemos seguir manteniendo niveles de exposición prudentes.

Tenemos intención de mantener exposiciones a renta variable cercanas al 35%, con un sesgo claramente a sectores de valor frente a crecimiento, ya que entendemos que el flujo de noticias de aquí al final del año debe ser positivo, siempre y cuando no se descontrole la pandemia en Occidente, y devenga en un escenario más probable de pseudo-normalización.

Recuerden, si las letras del tesoro ofrecen rentabilidades negativas: no hay retorno sin riesgo… y, como siempre “tengan cuidado ahí fuera”.

Pegue también este código inmediatamente después de la etiqueta de apertura: