¿Cuál es el mejor momento para invertir o desinvertir en un fondo?

Ideas de inversión

Arancha Gómez

09 de octubre de 2020

3 minutos

Una pregunta que surge a menudo es conocer cuándo es el mejor momento para invertir o desinvertir en un fondo.

Como inversor es normal que te preguntes cuál es el mejor momento para invertir o para deshacer una inversión. Y es cierto que la incidencia del conocido “momentumen los primeros pasos del camino como inversor, tiene una incidencia muy significativa.

Si consultas a los grandes inversores de nuestro tiempo, hallarás un compendio de frases célebres que invitan a comenzar a invertir en momentos de incertidumbre o miedo. Pero, ¿sabes reconocer esos momentos?, ¿esto aplica a todos los activos o a todos los productos?, ¿cualquier inversión iniciada en un momento de estrés de mercado da un buen resultado? Cómo intuyes, la buena o mala marcha de nuestra inversión será el resultado de un proceso bastante complejo llevado a cabo por profesionales.

Siguiendo con el símil del camino, lo primero que debes tener en cuenta antes de dar el primer paso, es trazar una ruta, saber de qué plazo dispones para mantener la inversión, qué riesgo eres capaz de soportar y qué objetivo de rentabilidad esperas obtener al final de ese plazo.

Si te fijas una meta de rentabilidad a corto plazo (un año), desde luego el momento que elijas para invertir puede ser crucial. Pero a medida que el plazo que te hayas marcado sea más largo, será más importante no dejarte llevar por sensaciones que vas a ir experimentando durante la vida de tu inversión, si no haber comenzado en un momento óptimo.

Y en el caso de la desinversión el resultado es muy similar al de las entradas. Está comprobado que vender antes del plazo previamente fijado, dejándote llevar por el pánico provoca que perdáis las subidas cuando se produzcan de nuevo, arrojando unas rentabilidades medias peores que los que mantienen la posición.

Todo lo anteriormente dicho, cobra aún más importancia cuando hablamos de elegir el momento de entrada o salida de un producto gestionado. Para un inversor será aún más complejo elegir el momento adecuado, cuando a la vez, hay un equipo gestor tomando también decisiones de compra o venta de activos.

Por lo tanto, si has elegido un producto gestionado en el que invertir tu patrimonio a un plazo medio o largo, lo mejor que puedes hacer es ser fiel a tu planificación, no tomar decisiones guiado por el miedo o la euforia, dejar a los gestores elegir la entrada y salida en los diferentes activos, y valorar el resultado al final del plazo marcado.

Invierte en el fondo y recuerda el plazo de tu inversión en los momentos difíciles, porque es la mejor herramienta para evitar los vaivenes de los mercados financieros.

Pegue también este código inmediatamente después de la etiqueta de apertura: