Informe semanal: 21/12/2020

Informe semanal: 21/12/2020

Olea

Rafael Peña

21 de diciembre de 2020

La última semana en Olea Neutral no ha traído ningún imprevisto relevante. Ha sido una semana ligeramente positiva en las bolsas, estable en las divisas y ha habido un buen comportamiento de las materias primas. Comencemos primero por ver los resultados de la cartera.

Informe semanal de Olea Neutral:

Análisis semanal del rendimiento del fondo Olea Neutral

Acercarnos al final del año nos hace reflexionar. Nos preguntamos si nuestra cartera está preparada para el que consideramos el escenario más probable en el próximo ejercicio. ¿Cuáles serán los motores de rentabilidad? Y, sobre todo, nos preguntamos: ¿estamos preparados para enfrentarnos a los riesgos, los previstos y los imprevistos?

El principal riesgo a vigilar el próximo año será cuantificar los efectos de una posible subida de los tipos de interés a largo plazo. Nuestra cartera no tiene exposición a bonos de gobiernos, pero debemos estar atentos a los efectos que estos puedan tener en otros activos de renta fija . El ciclo positivo de los bonos de gobierno ha sido muy largo y nos ha llevado a valoraciones extremas, fuera de cualquier comparación histórica.

La renta variable se enfrenta a un escenario totalmente polarizado. A pesar del comportamiento de noviembre, si hablamos en términos históricos, la inversión en activos value tendremos una red de seguridad. En esta crisis, las caídas no han sido generalizadas. Las recuperaciones no vienen acompañadas de una mejora de resultados. Además, ha coincidido con una transformación digital global que se ha visto favorecida por los confinamientos necesarios para combatir la pandemia.

Las divisas emergentes, y por tanto nuestras inversiones en activos de renta fija de esos países, también disponen de un margen de protección derivado de las fuertes caídas de este año. En algunos casos importantes, como el de Brasil, superan el 25%.

No hemos realizado cambios relevantes en los últimos días. Aunque creemos que la cartera está bien posicionada para lo que está por venir, intentaremos reducir el riesgo según como evolucionen los activos comentados.

 

* Accede a este informe semanal de Olea Neutral y a otros a través de nuestro blog.

Pegue también este código inmediatamente después de la etiqueta de apertura:

En qué invierte Olea Neutral

En qué invierte Olea Neutral

Olea

Arancha Gómez

15 de diciembre de 2020

La primera pregunta que debes hacerte antes de elegir un fondo es en qué invierte, antes incluso que cuál es la gestora, qué comisiones tiene o quién gestiona el fondo. Lo primero que debemos saber es en qué vamos a invertir.

Esta pregunta tiene respuestas a varios niveles y a continuación vamos a ir contestándolas directamente sobre el fondo que hoy nos ocupa: Olea Neutral FI.

Hay fondos que invierten en acciones, renta variable en general, hay otros fondos que invierten en deuda, ya sea de gobiernos o de compañías, y hay fondos que invierten en ambas categorías: renta variable y renta fija. Este es el caso de nuestro fondo.

Con esta primera categorización de fondos podemos hacer una aproximación al riesgo que vamos a asumir con nuestra inversión. Aunque sea una generalización y siempre haya excepciones, se asume más riesgo invirtiendo en renta variable que en renta fija. Nuestro fondo en términos de riesgo ya observamos que está equilibrado.

Olea Neutral aborda la inversión en renta fija de manera completa, pudiendo invertir en deuda de gobiernos y de empresas, aunque por las circunstancias de tipos actuales se apueste más por ésta última. Actualmente, un 41% de la cartera está invertido en deuda corporativa.

Por la parte de renta variable, aquí podemos encontrar fondos que enfocan su inversión en un determinado territorio ya sea a nivel nacional o continental.

Nuestros gestores han decidido no limitar la selección de compañías y así encontrar oportunidades de inversión a nivel global.

En la actualidad, las posiciones en renta variable suponen el 40% del fondo, repartiéndose en un 25% en Europa, un 10% en EE.UU. y un 5% en países emergentes. Esta es una de las formas de ver nuestra inversión, pero también podríamos analizar nuestro fondo por los sectores de producción en los que se confía. En este momento nuestra principal apuesta se centra en el sector tecnológico -alrededor de un 8% de la cartera- con posiciones en Google o Apple por todos conocidas.

A la selección de compañías se puede incorporar la inversión en índices completos a través de ETF que los replican, o en materias primas (ETC). Olea Neutral, dentro de esta categoría, invierte en un ETC de oro y en el MSCI Asia.

El fondo invierte mayoritariamente en euros, pero actualmente tiene una exposición cercana al 18% en USD y alrededor del 15% en otras divisas. Estos porcentajes varían en función de las expectativas de los gestores.

Después de esta somera presentación sabemos que tienes delante un fondo global que invierte tanto en renta variable como fija, que lo hace desde un acercamiento macroeconómico y que amplía su cartera de inversión seleccionando materias primas y divisas. Una inversión con un riesgo moderado y altamente diversificado.

Pegue también este código inmediatamente después de la etiqueta de apertura:

Informe semanal: 14/12/2020

Informe semanal: 14/12/2020

Olea

Rafael Peña

14 de diciembre de 2020

El inicio de diciembre ha consolidado las fuertes subidas del mes de noviembre, sumándose el Reino Unido al esperar un acuerdo para el Brexit. Comenzaremos primero con los resultados de la cartera.

 

Los mercados de renta fija, renta variable y divisas consolidan comportamientos compatibles con un escenario de fin de la pandemia, en el cual las medidas adoptadas evitan una crisis de mayor envergadura, y por tanto, una situación muy diferente a la vivida en 2008.

Durante las últimas semanas seguimos incrementado la exposición a renta variable de la cartera, actualmente algo por encima del 40%. Seguimos con una visión positiva para los sectores de renta variable value en general, y geográficamente pensamos que la renta variable británica ha tenido un fuerte castigo que puede revertirse una vez alcanzado un acuerdo para el Brexit, que es nuestro escenario central.

Nuestra exposición a renta fija emergente mantiene un interesante potencial de retorno para los próximos meses. Países importantes como Brasil y México han mejorado sus datos de balanza por cuenta corriente y han sufrido importantes depreciaciones de sus divisas este año.

Esta situación nos lleva a insistir en la necesidad de ser pacientes en nuestra estrategia de no tener bonos de gobierno, porque en este momento el incremento general de deuda pública a nivel mundial es un riesgo no retribuido.

Mientras, la renta fija de los gobiernos europeos sigue su descenso de rentabilidades, situándose prácticamente todos los países en tipos negativos a diez años, excepto Italia, lo que sigue siendo nuestra principal preocupación.

Habiendo superado el dólar el 1,20 frente al euro, hemos seguido aumentando nuestra exposición alcanzando el 22%, siendo nuestro planteamiento alcanzar el 25% en el caso de que continúe una depreciación adicional.

Las principales incertidumbres para resolver en las próximas semanas son el acuerdo del Brexit y la aprobación del estímulo fiscal en EEUU. Entendemos que, con el avance de las vacunaciones en occidente, la resolución de las incertidumbres anteriores permitirá un nuevo impulso de mercados, aunque no descartamos retrocesos puntuales.

Pegue también este código inmediatamente después de la etiqueta de apertura:

Informe semanal: 20/11/2020

Informe semanal: 20/11/2020

Olea

Rafael Peña

20 de noviembre de 2020

El desarrollo del mes ha consolidado la tendencia de los primeros días. El flujo de buenas noticias, tanto sobre resultados de las vacunas como en la distensión gradual del traspaso de poderes en EEUU -todavía no resuelto al 100%-, ha permitido una subida de nuestro fondo en el mes del 6% aproximadamente. Comenzaremos primero con los resultados.

 

Como empezábamos diciendo, se mantiene la tendencia mensual, tanto en renta variable como en crédito, divisas emergentes, y petróleo. En la renta fija de gobiernos sí que empiezan a diferenciarse los comportamientos entre Norteamérica y Europa, el bono USA 10 años se acerca al 1% pero Alemania sigue en el -0,60%, incluso España con malas previsiones económicas dentro de la UE se mantiene en el +0,06% en sus bonos a 10 años.

Nosotros pensamos que esta crisis es sustancialmente diferente a la vivida en 2008, las reacciones en política monetaria y fiscal han sido mucho más rápidas y cuantiosas, existe un consenso sobre la actuación de gobiernos y no hay obstáculos morales en las actuaciones del sector público.

El problema producido por los bajos tipos de interés en el mundo, es que no se contempla ninguna posibilidad de repunte de inflación y hace que el riesgo para la compra de bonos por agentes privados no esté retribuido.

Esta situación nos lleva a insistir en la necesidad de ser pacientes en nuestra estrategia de no tener bonos de gobierno, porque en este momento el incremento general de deuda pública a nivel mundial es un riesgo no retribuido.

Aunque se han aclarado incertidumbres durante noviembre, necesitamos trabajar con un horizonte temporal de tres años que nos permita tener datos fiables sobre el final de la pandemia, el alcance económico de los daños por las medidas tomadas y valorar la transformación de los modelos de negocio que se han acelerado en este excepcional entorno.

Recuerden, si las letras del tesoro ofrecen rentabilidades negativas: no hay retorno sin riesgo… y, como siempre “tengan cuidado ahí fuera”.

Pegue también este código inmediatamente después de la etiqueta de apertura:

La importancia de la historia de un fondo

La importancia de la historia de un fondo

Olea

Arancha Gómez

17 de noviembre de 2020

Atención disclaimer: “Rentabilidades pasadas no garantizan rentabilidades futuras”.

Si bien es verdad que los resultados obtenidos por un fondo en el pasado no son garantía de los que obtendrá en el futuro, posiblemente su historia sea el mejor indicador con el que contamos para ofrecer nuestra confianza.

La historia del fondo es el currículo de éste, su expediente académico, el diario de sesiones, el registro de actividades, un testigo fiel y minucioso del comportamiento de unos gestores.

Para valorar la historia o track record de un fondo, debemos manejar algunos conceptos financieros:

El índice de referencia o benchmark con el que comparar el fondo. Para decir que una inversión ha tenido un buen resultado, hay que compararlo con alguna referencia, y esta referencia tiene que ser lo más ajustada a nuestra inversión para que la comparación sea efectiva.

Por otro lado, hay que tener en cuenta la volatilidad o riesgo que se asume en la inversión. Porque lógicamente el resultado será mejor cuanto menos riesgo se haya asumido para alcanzarlo.

Otro factor fundamental a tener en cuenta es la consistencia. Que el histórico muestre una reiteración de resultados buenos -buenos siempre en relación a ese benchmark y a ese riesgo asumido de los que hablábamos- nos ofrecerá unas mayores garantías a la hora de seleccionar ese fondo de inversión. Cuando un fondo tiene un resultado muy bueno un año, y al siguiente uno malo o muy malo, es indudable que la incertidumbre de acertar con el año correcto para empezar la inversión puede generar una alta indecisión.

Y por último, nos gustaría destacar un aspecto que a veces se da por supuesto, pero conviene tenerlo en cuenta, y es la fidelidad al mandato de inversión. Cada fondo tiene una estrategia plasmada en su folleto. Hay veces que el resultado de un fondo puede ser bueno, pero a costa de que los gestores hayan comprometido su estrategia inicial. Esto generará de nuevo recelos al inversor que dudará de su gestión en sucesivas ocasiones.

Para concluir, hay que añadir a la fórmula el resto de factores que se hayan alterado en la muestra de resultados al hacer nuestro análisis y valorar esas diferencias. Nos referimos con esto, a que el fondo cambie de equipo de gestión, de filosofía de inversión, etc.

Al final, la inversión es un negocio fundamentado en la confianza entre un gestor o unos gestores que se la quieren ganar, para poder realizar las inversiones para las que han creado su fondo, y un inversor que la necesita para confiarles su patrimonio.

Cuantos más factores reduzcan la incertidumbre de la inversión, más fácil será que el negocio se lleve a cabo. Y según explicamos, no hay mejor forma de conocer el desempeño de unos gestores que ver cuál ha sido éste en el pasado.

Pegue también este código inmediatamente después de la etiqueta de apertura:

Informe semanal: 13/11/2020

Informe semanal: 13/11/2020

Olea

Rafael Peña

13 de noviembre de 2020

El inicio del mes de noviembre ha resuelto parcialmente incertidumbres políticas y nos ha traído la primera buena noticia sobre la pandemia, los esperanzadores datos sobre la vacuna aportados por Pfizer. Comenzaremos primero con los resultados.

 

El arranque ha tenido un comienzo excepcional en los mercados, los índices han subido de forma clara +7,53% Nasdaq, 8,80% S&P500, 16,30% Eurostoxx50.

La primera lectura es el buen comportamiento de los sectores y valores más afectados hasta la fecha por la pandemia, y el peor comportamiento dentro del sector de la tecnología de los valores que habían subido con mayor fuerza durante el confinamiento. Esta dispersión de comportamientos que había perjudicado a nuestra cartera, porque estaba posicionada en valores con mejores valoraciones fundamentales y menos enfocada al crecimiento, ha empezado a revertirse.

Tenemos una firme convicción sobre la continuación de esta tendencia según se consolide una hoja de ruta para el control de la pandemia.

Del mismo modo, las divisas emergentes latinoamericanas han tenido un buen comportamiento tras la confirmación de la victoria demócrata en Estados Unidos, a pesar de que debemos esperar hasta enero para ver el resultado definitivo en el senado. En nuestra opinión, la necesidad de consenso para poder seguir adelante con las políticas durante el mandato de Joe Biden, ha sido bien recogida por los mercados.

Los datos macroeconómicos publicados en este inicio de mes han sido positivos, especialmente en el sector manufacturero, la recuperación de actividad del III trimestre es destacable tras el parón del II trimestre.

Entendemos que las medidas de confinamiento que se están tomando tras el repunte de contagios, muy por encima de las expectativas, todavía no se han recogido por los indicadores adelantados y por tanto debemos seguir manteniendo niveles de exposición prudentes.

Tenemos intención de mantener exposiciones a renta variable cercanas al 35%, con un sesgo claramente a sectores de valor frente a crecimiento, ya que entendemos que el flujo de noticias de aquí al final del año debe ser positivo, siempre y cuando no se descontrole la pandemia en Occidente, y devenga en un escenario más probable de pseudo-normalización.

Recuerden, si las letras del tesoro ofrecen rentabilidades negativas: no hay retorno sin riesgo… y, como siempre “tengan cuidado ahí fuera”.

Pegue también este código inmediatamente después de la etiqueta de apertura:

Informe semanal: 23/10/2020

Informe semanal: 23/10/2020

Olea

Rafael Peña

23 de octubre de 2020

La semana mantiene la tónica reciente, oscilaciones a la espera de acontecimientos relevantes que deben producirse antes de final de año. Comenzaremos primero con los resultados de la cartera.

Esta última semana han tocado leves correcciones en los principales mercados de renta variable, (-2,40%) en el Nasdaq, (-1,35%) S&P500 y (-0,7%) el Eurostoxx50. En renta fija gobiernos la tendencia ha sido más clara, y en el caso del mercado americano las rentabilidades del bono a 10 años alcanzan el 0,82% niveles máximos de tres meses. En la renta fija europea los repuntes de rentabilidad han sido menores y los mercados de crédito no han tenido variaciones significativas.

Seguimos moviéndonos al ritmo de noticias políticas y sanitarias, situación que impide que gane peso el análisis macro y micro como elemento clave para determinar la evolución de los mercados financieros.

Esta situación queda muy reflejada en los resultados que están teniendo las carteras que siguen la filosofía value (valor) de inversión. Analizando el comportamiento relativo de los índices americanos de crecimiento y valor, nos encontramos en el momento de máxima divergencia de los últimos cien años, durante los últimos diez años el índice compuesto por compañías de crecimiento en EE. UU. se ha revalorizado un (+300%), tres veces el comportamiento del índice de compañías de valor, y en el año se acentúa esta tendencia con resultados de +30% y -10%.

En nuestra experiencia solo hemos visto una situación análoga en el año 2000, se corrigió de una manera drástica y luego tuvo un comportamiento mucho menos divergente. Sin dejar de respetar la transformación que estamos viviendo, y valorando la capacidad de adaptación como elemento diferencial, entendemos que en un fondo patrimonialista de medio y largo plazo debemos ser algo contrarians en momentos como el actual.

En consecuencia vemos activos con valor intrínseco que iremos incorporando a la cartera una vez confirmada la recuperación económica y el control de la pandemia.

Recuerden, si las letras del tesoro ofrecen rentabilidades negativas: no hay retorno sin riesgo… y, como siempre “tengan cuidado ahí fuera”.

Pegue también este código inmediatamente después de la etiqueta de apertura:

A quién va dirigido Olea Neutral

A quién va dirigido Olea Neutral

Olea

Arancha Gómez

20 de octubre de 2020

Para los mayores, para los jóvenes, para los arriesgados, para los conservadores, para los largo-placistas, para los medio-placistas, para los optimistas, para los pesimistas, para los que se preocupan, para los despreocupados, para todos. Un fondo mixto flexible de calidad es la alternativa más versátil de cualquier cartera.

En muchos aspectos de la vida las personas nos organizamos de igual manera: escogemos primero lo fundamental y luego añadimos lo accesorio. Lo primero nos aporta la estabilidad y lo segundo nos matiza, nos diferencia.

Una manera en la que puedes construir tu cartera es ésta, seleccionas unos fondos que te aporten esa confianza y solidez en el largo plazo, y después añades aquellos que estén más en tendencia, que se concentren en un sector más concreto o tengan un riesgo superior.

Para perfiles equilibrados, donde los clientes precisan de versatilidad y capacidad de adaptaciónpara no sufrir en demasía los rigores de las caídas, y sí el aprovechamiento de las bonanzas bursátiles el fondo forma parte del núcleo de su cartera.

Para los conservadores y dependiendo del contexto macroeconómico en que nos encontremos, un fondo con una asignación estratégica de activos, y con una historia de más de 15 años, puede ser esa pimienta que puedes dejar parcialmente en renta variable a discreción del gestor, con esa flexibilidad para dirigirla cuando sea necesario a un refugio mayor.

Por otro lado, en los perfiles más arriesgados puede servirte para reducir el riesgo de tu cartera durante las bajadas, pudiendo servir tácticamente para entrar y salir aprovechando el momento.

Pero está claro que, para un cometido de tanta relevancia no te sirve cualquier fondo mixto.

Debes elegir uno que te aporte esa solidez en su trayectoria, con gestores de contrastada experiencia, estabilidad en sus resultados, sobre todo en los momentos más difíciles, compromiso con los objetivos de riesgo marcados, diversificación por sectores de producción y países desarrollados y emergentes, y esa capacidad de adaptación que hemos comentado para los diferentes contextos, que seguro se producirán. Un fondo de calidad de estas características, puede acompañarte toda tu vida como inversor cumpliendo diferentes roles en tu cartera y ofrecerte soluciones en todas las fases de tu inversión.

La implicación del equipo gestor, invirtiendo su patrimonio financiero en el fondo, junto con el desembolso económico y esfuerzo personal que supone crear su propia gestora, les compromete a largo plazo con el éxito del fondo que gestionan.

Pegue también este código inmediatamente después de la etiqueta de apertura:

Informe semanal: 15/10/2020

Informe semanal: 15/10/2020

Olea

Rafael Peña

15 de octubre de 2020

Los últimos días los mercados se han mantenido en un impasse pendientes de los eventos de las próximas semanas. Comenzaremos primero con los resultados de la cartera.

La renta variable americana ha recuperado posiciones tras las correcciones iniciadas en septiembre. Hoy jueves día 15 de octubre estamos sufriendo importantes pérdidas en los índices de renta variable europeos, con caídas de casi un 3%. El Nasdaq vuelve a ser el índice de mejor comportamiento, anotándose una subida del 3,56% en la última semana.

El mercado de bonos de gobierno ha frenado el ligero repunte de rentabilidades comentado la semana pasada, especialmente en los países Core, pero también en los países periféricos. Es destacable, en nuestra opinión, que España se acerque a la rentabilidad del 0% en los bonos a diez años en contraste con las previsiones económicas actuales. La renta fija corporativa europea ha ampliado ligeramente diferenciales, teniendo un comportamiento inverso al mercado de gobiernos.
Las divisas han tenido un comportamiento muy estable, y el oro tampoco ha tenido movimientos destacables.

Las previsiones del FMI para Europa mejoran en general, excepto en el caso de España, pero nos aventuramos nuevamente en una toma de medidas extraordinarias para controlar la segunda ola de la pandemia que tendrá efectos sobre la actividad.

Los indicadores adelantados en los últimos días en Europa apuntan una mejora especial en el sector manufacturero, en servicios los datos son peores abandonando las zonas de expansión. Geográficamente es destacable los datos de Italia, hecho que no recoge la rentabilidad de los bonos al situarse 60 puntos básicos por encima del bono español.

En la cartera mantenemos la distribución base:

  • Renta variable: 29% (15% Europa, 9% EEUU, 5% resto del mundo)
  • Renta fija: 42%
  • Liquidez: 22%
  • Materias primas: 7%

Recuerden, si las letras del tesoro ofrecen rentabilidades negativas: no hay retorno sin riesgo… y, como siempre “tengan cuidado ahí fuera”.

Pegue también este código inmediatamente después de la etiqueta de apertura:

Informe semanal: 9/10/2020

Informe semanal: 9/10/2020

Olea

Rafael Peña

9 de octubre de 2020

Mantenemos nuestro sesgo de máxima prudencia, estamos viendo que los indicadores adelantados macroeconómicos indican una recuperación en general de la actividad mundial, pero existen eventos que pueden retrasar esta tendencia. Comenzaremos primero con los resultados de la cartera.

Los últimos días se mantiene el patrón de comportamiento de los índices una vez abandonados los máximos anuales, fundamentalmente el mercado americano y muy especialmente en el sector tecnológico. En el mercado de renta fija gobiernos se ha producido una subida de rentabilidades, dentro del importante descenso vivido este año, que pone de relieve un posible avance en el ciclo económico. Para algunos analistas es posible una recuperación de la inflación de una forma muy controlada que sería compatible con una mayor pendiente de la curva de tipos de interés. El riesgo de crédito en renta fija también recoge esta posibilidad, y la mejoría de los últimos días, es decir la reducción de diferenciales, es apreciable. Petróleo, materias primas y oro no han tenido una evolución destacable la última semana. Divisas fuertes estables, y divisas emergentes también sin grandes cambios.

A primeros de mes hemos incrementado exposición a renta variable, todavía nos situamos en un rango muy bajo para nuestro mandato (26%). Vemos a los sectores atractivos muy exigentes en sus valoraciones, y los sectores más afectados por la pandemia con riesgos exógenos a su actividad.

Durante las próximas semanas las elecciones norteamericanas pueden marcar el rumbo a corto plazo del mercado, en nuestra opinión el principal riesgo es un colapso derivado de un resultado ajustado entre los candidatos que derive en un no reconocimiento de la victoria del contrario. Las acusaciones cruzadas sobre el voto por correo y la alteración del censo electoral, unido a un clima de polarización del país y de los candidatos, plantean un escenario complejo a futuro. Sin dudar de la fortaleza del sistema y de la economía americana, en un momento crítico como el actual, la falta de consenso es un factor desestabilizador para la recuperación. La falta de acuerdo para ampliar la expansión del gasto público entre demócratas y republicanos es el indicador del clima anteriormente mencionado. La ventaja de Biden en las últimas encuestas, la hospitalización de Trump, y la ruptura de las negociaciones entre partidos son los eventos que pueden dominar las próximas semanas.

Nuestra exposición a renta variable como decíamos alcanza el 26%, y estamos deseando ampliarla cuando confirmemos la recuperación económica y el control de la pandemia, pero también se deben resolver eventos como el comentado en EEUU o la negociación entre Reino Unido y UE.

Recuerden, si las letras del tesoro ofrecen rentabilidades negativas: no hay retorno sin riesgo… y, como siempre “tengan cuidado ahí fuera”.

Pegue también este código inmediatamente después de la etiqueta de apertura: